Un cambio.

Recuerdo haber estado en una clase de geografía y en ella la profesora nombro, lo bonito del Perú, para mi en ese entonces, parecía ser un lugar muy lejano al que nunca iría a visitar, imaginaba el tipo de vida que podrían llegar a tener los peruanos, y seguí con mi vida, sin prestarle mucha atención,  ahora después de varios años, resulte viviendo en Lima, y ha sido una experiencia más que maravillosa, he aprendido mucho con cada dia que vivo acá, he madurado en todos los aspectos y ahora soy más responsable y consciente de la inmensidad de posibilidades que tiene la vida para ofrecerte, tambien soy conciente de todo lo que deje en mi país, aunque tengo claro que es temporal, me hace falta mi familia, y en noches como esta es cuando la recuerdo porque los domingos siempre estábamos todos en casa, y probablemente con mis amigos.

Algunos días pierdo la nocion del tiempo, el lugar del mundo en el que estoy, pero lo que sí tengo siempre claro es que no estoy de vacaciones, estoy acá por aprendizaje y para llegar muy lejos, sé que estoy lejos de casa, se que con los dias la voy extrañando mas y mas, pero yo decidí esto y mi intención es que esta experiencia me sirva para brindar oportunidades a mi familia y a todos los que la vida no les jugó a su favor.

Han llegado personas a mi vida que valen mucho y me han contado sus historias, eso es lo mejor de todo, saber el camino que ha tenido que cruzar otras personas, porque al fin y al cabo a todos nos ha tocado diferente, y no hay mayor sentimiento de admiración y confianza, que el que te permitan conocer de dónde vienen y a dónde van.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *